Usa avena para adelgazar. No pierdas tiempo

Si tu meta es adelgazar, indudablemente debes incluir avena en tu dieta diaria. Este cereal regula el metabolismo, depura el organismo, controla el azúcar y el colesterol, favorece la digestión y previene el estreñimiento. La optimización de estos procesos, es fundamental para la pérdida de peso, por lo cual debes garantizar la ingesta de avena.

Una de sus principales ventajas, es que se adapta a decenas de recetas que pueden incorporarse en un plan equilibrado para adelgazar de forma saludable. Desde tortas, panquecas y galletas, hasta panes, arepas, atoles y batidos, pueden prepararse con agua, harina o copos. Realmente no hay que pasar hambre para adelgazar con avena. Solo se necesita diseñar una dieta que dote al organismo de nutrientes y vitaminas para su óptimo funcionamiento, y buena parte de ellos se concentran en la avena.

La única contraindicación para el consumo de este alimento va orientada a las personas celíacas, pues contiene importantes proporciones de gluten, que afectarían su intestino delgado.

Saludable composición

La avena, más que otros cereales, aporta sustanciales cantidades de proteínas, pero no es allí donde recaen sus mayores beneficios para la pérdida de peso. La avena ayuda a rebajar porque contiene muy pocas calorías. Se habla de 150 por cada taza de cocida. Adicional a ello, disminuye el apetito, provee altas dosis de fibra que avalan una buena digestión e impide la acumulación de líquidos.

usa-avena-para-adelgazar-no-pierdas-tiempoComo si fuera poco, la avena es pobre en grasas y tiene una carga glucémica bastante baja, por lo que estabiliza la glucosa en la sangre e induce su aprovechamiento como energía, gracias a su composición de magnesio, un mineral indispensable para optimizar la utilización de la glucosa y la insulina.

Quien consuma avena, aprovecharía también sus propiedades para la prevención del cáncer, las fallas cardíacas y los infartos. Por un bajísimo costo, pues su valor en el mercado es bien reducido, estaría ingiriendo uno de los cereales refinados más efectivos para la eliminación de los radicales libres y el retraso del envejecimiento prematuro.

Porciones correctas

La clave para el buen uso de la avena está en los horarios. Una porción en la mañana o antes del entrenamiento, acompañada con una ración de proteínas y legumbres, es lo idóneo para acelerar el metabolismo. Si se come cocida o con agua o con leche de almendras, se potenciaría su efecto quemador de grasa y se estaría ayudando al cuerpo a ganar más masa muscular. Un sustituto de esos líquidos podría ser la leche descremada.

En agua

El agua de avena es muy útil para adelgazar. Diversas versiones se han creado sobre la mejor forma de tomarla. Algunos la beben cruda, otros cocida y el resto opta por ponerla en remojo. Las tres opciones pudieran ser valederas, considerando que el cereal contiene componentes que favorecen la reducción de peso. La recomendación de varios nutricionistas, es remojarla durante varias horas si se piensa ingerir en crudo, y luego cambiar esa agua por una nueva. Esto se debe a que el consumo excesivo de cereales sin fermentar, podría estar relacionado con la pérdida ósea.

Si te interesa probar, puedes intentar con esta elaboración que consiste en verter una taza de avena en un litro de agua con una rama de canela. Licuar y tomar un vaso en ayunas. También se puede saborear sin procesar, pero sin desestimar los copos.

No está de más recordar, que la avena por sí sola no acelerará el proceso de adelgazamiento. Los resultados siempre serán mejores si se queman más calorías de la que se comen, y eso se logra con una correcta rutina de entrenamiento físico y una dieta balanceada que, por supuesto debe llevar avena.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *