Únete al Crossfit y adelgaza

Para adelgazar, nada más afectivo que un entrenamiento que contemple intensidad, variación y funcionalidad de movimientos. Todo eso lo aporta el crossfit, un innovador concepto, originado en California, en el año 2001, que no se rige por rutinas estáticas y predeterminadas, sino por la variabilidad de ejercicios que fomentan la pérdida de peso, mejoran el funcionamiento del organismo y combaten el aburrimiento. En el crossfit no hay monotonía, y en eso radica su éxito.

La afectividad del crossfit para adelgazar se debe, en gran medida, a la posibilidad que brinda de ajustar los ejercicios a los movimientos cotidianos, con lo cual se facilita la adaptación a cada uno de los programas.

Diversos estudios se han realizado para verificar su factibilidad en los procesos de adelgazamiento, y los resultados han sido positivos. Uno de ellos arrojó que tras un entrenamiento de 10 semanas, el peso corporal puede reducirse en un 3,8%, aunque esto puede variar de un individuo a otro.

Como beneficios generales del crossfit, se destaca la ganancia de coordinación, flexibilidad, equilibro, fuerza, agilidad, potencia, velocidad, precisión y, lo más relevante, resistencia cardiovascular y respiratoria.

Quema más calorías

unete-al-crossfit-y-adelgazaConscientes de que en la variedad está el gusto, el creador del crossfit (Greg Glassman), ideó un sistema basado en el uso de sacos de arena, elásticas, balones, pesas y barras, y otras herramientas que permiten trabajar todo el cuerpo de manera equilibrada. Es tan facil, que pueden participar personas de 18 hasta 60 años, con o sin experiencia en el mundo del entrenamiento.

Quienes tengan una meta clara, orientada al adelgazamiento, deberían considerar el crossfit, ya que al mantener la frecuencia acelerada durante toda la sesión, quema más calorías que cualquier otro entrenamiento. Eso sin contar la facilidad que da de desarrollar músculos magros que, sin duda, es uno de los objetivos que se plantean cuando se pretende bajar de peso.

Con el crossfit es casi imposible no adelgazar, puesto que es una modalidad inspirada en los programas de levantamiento de pesas de las olimpiadas, pensado especialmente para incrementar el metabolismo basal y aumentar la cantidad de calorías perdidas, pero esto solo funcionará si se sigue una alimentación balanceada. Recordemos que para adelgazar, es fundamental quemar más calorías de las que se consumen. Si esto no sucede, ningún esfuerzo habrá valido la pena.

Cuidado con los riesgos

Un día de crossfit puede contemplar un circuito con un recorrido de un cuarto de milla, ejercicios de fuerza, pesas muertas, sentadillas y flexiones, todo de manera rápida y ágil. Por lo general son 20 o 30 minutos los que se dedican a cada rutina y, en todo ese tiempo, se mantiene la aceleración de la frecuencia cardíaca y se trabajan los principales grupos musculares, promoviendo la quema de calorías en todo momento, incluso durante el sueño y el descanso.

Pese a las múltiples bondades que ofrece el crossfit, hay que tener mucho cuidado. Esa intensidad que potencia el adelgazamiento, puede convertirse en un arma de doble filo. Hay quienes lo practican con tanto brío, que no miden los riesgos de lesiones, recaídas y desvanecimientos, asociados con el alto rendimiento que requiere el deporte.  Algunas investigaciones han señalado un índice de golpes o maltratos de 3,1 por cada 1000 horas de ejercicio. De allí que es vital vigilar las técnicas usadas. Lo conveniente es no hacerlo solo, sino con la guía de un entrenador capacitado.