Si quieres adelgazar, acelera tu metabolismo

La genética, la edad y el sexo son factores que inciden en el metabolismo y, por ende, en la ganancia o pérdida de peso (Adelgazar). Lo que depende de ellos no se puede cambiar, pero desde el punto de vista nutricional, es mucho lo que se puede hacer para acelerar el proceso y potenciar el adelgazamiento. No hay manera de que el metabolismo pueda convertirse en una excusa convincente, para no asumir hábitos saludables que conlleven a lograr la figura “perfecta”. Muchos se escudan en él para justificar esos kilos de más, que no son otra cosa que el resultado de la mala alimentación y la falta de ejercicios.

Algunos ni siquiera saben cómo funciona ni cómo influye en la contextura física, y aunque realmente no sea muy fácil de explicar, puede resumirse diciendo que el metabolismo es el encargado de procesar los nutrientes de las comidas y convertirlos en la energía requerida por el organismo para respirar, mantener la circulación de la sangre, pensar, moverse, liberar toxinas y hacer la digestión, entre otras funciones vitales, incluidas aquellas que se ejecutan cuando se está en reposo. Mientras más rápido actúe el metabolismo, más calorías se perderán en el cumplimiento de esos procesos.

La buena noticia es que por más lento que sea, existen prácticas que pueden transformar el ritmo del metabolismo para favorecer el adelgazamiento. El más importante tiene que ver con la ingesta de proteínas, vegetales y minerales que ayuden a utilizar la energía adecuadamente, para que no se concentre en el cuerpo en forma de grasa.

Más acciones, menos peso

si-quieres-adelgazar-acelera-tu-metabolismoA la forma en la que el organismo emplea la energía o destruye calorías se le denomina tasa metabólica, y actúa ágilmente cuando se tiene más músculos y menos adipocitos. Existen personas que nacen con el metabolismo acelerado y se identifican porque comen libremente y no engordan, pero hay otras que con cualquier descuido suman gramos a la balanza. Esto puede ocurrir por causas biológicas, porque su masa muscular se ha ido perdiendo con el paso del tiempo, o porque sencillamente su estilo de vida es muy sedentario.

Pero la idea no es lamentarse, sino tomar acciones. De allí que para agilizar el metabolismo solo basta con leer estos consejos y poner manos a la obra.

  • Desarrollar los músculos. Ellos queman energía para transformarla en calor, y eso facilita la pérdida de peso.
  • El metabolismo se ralentiza cuando se pasan muchas horas sin comer. Por eso, los nutricionistas sugieren hacer varias meriendas sanas entre comidas para evitar la ansiedad y consumir menos calorías.
  • Garantizar el correcto funcionamiento de las hormonas del crecimiento, la testosterona y la tiroides ayudan a formar musculatura y a controlar los niveles del azúcar en la sangre.
  • Reducir el consumo de carbohidratos.
  • Añadiendo canela a la dieta, se puede conseguir que el metabolismo asimile la glucosa seis veces más de prisa.
  • Realizar deportes de alto impacto y combinarlos con actividades relajantes.
  • Desayunar abundante y cenar ligero.
  • Tomar cuatro tazas de té verde al día.
  • Beber agua suficiente. La teoría de los ocho vasos diarios parece ser cierta.
  • Añadir aceite de coco a la dieta. Éste estimula el metabolismo para que queme más calorías que otras sustancias de este tipo.
  • Incluir proteínas en el menú, puesto que el organismo quema entre 20 y 30% más calorías tratando de digerirlas, lo cual es vital para el adelgazamiento.
  • Tomar café incrementa la adrenalina, acelera el metabolismo y quema grasas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *