Recomendaciones nutricionales y ejercicio físico

Es muy frecuente que después de hacer una dieta de adelgazamiento aparecen arrugas y que la piel de cuerpo tenga cierta flacidez. Esto se debe a la pérdida de volumen.

La frambuesa, grosellas, cerezas de Arboix, moras y en generales todas las llamadas frutas del bosque sobre todo las rojas tienen grandes cantidades de antioxidantes y nutrientes que frenan el envejecimiento prematuro de la piel. También tienen bioflavoniodes que mejoran la circulación.

Otros alimentos recomendados son: las coles, los tomates, cebollas, pimientos rojos, melones, albaricoques.

Alimentos que protegen las células de los radicales libres son:

– Cereales integrales: tienen vitamina B que nutre y protege los tejidos nerviosos.

– Frutas y verduras frescas en general

– Germinados: ayudan a la regeneración.

– Té verde. Tiene propiedades anti-oxidantes.

– Pipas de girasol. Aportan aminoácidos esenciales, oligoelementos, enzimas y vitaminas.

RECOMENDACIONES NUTRICIONALES

No hay que saltarse ninguna comida.

Si lo hacemos, nuestro cuerpo puede interpretarlo como una situación “de emergencia” y utilizaría la siguiente ingesta para guardar energía y aumentaría los depósitos de grasa. Los expertos recomiendan hacer 4 o 5 comidas al día, mas ligeros que los 3 tradicionales.

– Nuestra nutrición debe incluir alimentos variados y sanos.

Un 50-60% deben ser hidratos de carbono, un 25-30% de grasas y un 15-20% de proteínas.

Aproximadamente un 80% de los alimentos deberían ser alcalinos al degradarse y sólo un 20% podrían degradarse en ácido.

La carne, las aves, el pescado, los huevos, los embutidos y los derivados de los cereales forman ácidos. La mayoría de las verduras se clasifican como nutrientes alcalinos.

Las frutas y las verduras deben ser el máximo de frescos.

– La fruta es mejor comerla sola (no como postre) porque si no está demasiado tiempo en el estómago y puede favorecer la aparición de gases y molestias digestivas.

– Evitar los fritos. Mejor cocinado al vapor, al horno u optar por plancha y cocidos.

– Incluir en la dieta alimentos crudos. La cocción destruye un porcentaje de las vitaminas y otros nutrientes. Este porcentaje a del 20 al 80%.

– No es aconsejable la comida tipo fast food.

– Limitar al máximo la bollería, pastelería y helados, especialmente la bollería tipo industrial.

– Incluir en nuestra alimentación productos desintoxicantes como: el brócoli, la col-y-flor y el perejil.

Ayudan a eliminar sustancias nocivas y contienen elementos anti-cancerígenos.

– Complementar la dieta con ejercicio y / o deporte.

Pero antes de empezar debemos consultar al médico. No todos los ejercicios nos serán beneficiosos, según nuestro estado Generales salud y según nuestras necesidades, el médico nos aconsejará el mejor deporte o ejercicio por a cada uno.