¿Qué debes hacer antes de iniciar una rutina de gimnasio?

Antes de iniciar cualquier actividad física, no solo en el gimnasio sino que también en la casa, debes tomar en cuenta una serie de puntos que te ayudarán a estar en la mejor condición posible y disfrutar al máximo el potencial de tu cuerpo.

Pesarte y medir tu índice de grasa corporal

Nuestros cuerpos están constituidos de grasa, músculos, huesos, etc. Más que el peso, es importante conocer la distribución de cada uno de estos elementos. Medir el índice de masa corporal es uno de los métodos más eficaces para determinar la dieta a seguir y el entrenamiento más adecuado a nuestras necesidades. Determinar el porcentaje de grasa es importante para tener conocimiento del estado de salud y la condición física de una persona.

Recordemos que el peso expresado en una balanza, por sí solo, no es una medida precisa para determinar cómo se encuentra el estado físico.

Fijarte un menú semanal

Para establecer un menú regido por una dieta para el gimnasio, debes considerar el tipo de actividad física que realizarás. Nuestro organismo necesita de los nutrientes necesarios para mantener el esfuerzo y activar los diversos procesos, ya sea para tonificar, esculpir, aumentar la masa muscular o adelgazar.

Por esto, es importante tener un menú bien definido y distribuido en función a nuestras necesidades y objetivos. Debemos introducir alimentos que aporten lo que nuestro cuerpo necesite y a las demandas de la actividad física. La buena alimentación y la actividad física son nuestras aliadas fundamentales si deseamos una vida saludable.

Definir cuáles serán tus rutinas

Si programas tus ejercicios, será más difícil que todo tu esfuerzo y expectativas lleguen a una realidad concreta.

Antes de definir tus rutinas debes saber en qué estado se encuentra tu cuerpo, sobre todo si regularmente no se practica alguna actividad física, para evitar lesiones o problemas de salud.

Después de tomar previsiones, define tus objetivos, este es un paso importante ya que cada objetivo requiere un entrenamiento diferente. Ten presente que tus ejercicios deben ser variados, hacer siempre lo mismo no te ayudará ni física ni mentalmente. Y recuerda reposar correctamente, trabajar todos los días a alta intensidad no es recomendable.

Descansar 8 horas al día

Una dieta sana y la actividad física no valdrá de mucho si no haces algo muy simple como lo es dormir bien, al menos 8 horas es lo recomendable. Durante el sueño se recargan las reservas de energía que son necesarias para afrontar cualquier actividad física.

Y no solo se trata de energía física, también de energía mental, con el descanso recuperarnos a pleno el sistema nervioso. Disponer de una mente lúcida nos permitirá disfrutar de mayor concentración y un mejor performance durante el entrenamiento.

Es importante que conozcas tu cuerpo y no lo prives de cosas que pudieran atentar contra tu salud. La organización, una alimentación adecuada y dormir bien son hábitos que te llevarán a disfrutar y te mantendrán en óptimas condiciones dentro y fuera del gimnasio.