Qué comer para tener una piel bonita

Con frecuencia hemos oído decir, que somos lo que comemos. Y para tener una piel bonita, debemos alimentarnos en forma correcta, ya que los alimentos nos aportan muchos nutrientes que ayudan a que nuestra piel se vea fabulosa.

Así que comer los alimentos adecuados, no solo trae beneficios a la salud, sino que nos hace tener una piel mucho más bonita, y nos evitamos acudir al médico para que nos indique qué tomar para mejorar el aspecto de nuestra piel.

El contenido de vitaminas y minerales de los alimentos, están directamente relacionados con el bienestar cutáneo y la velocidad de exfoliación, la cual protege a la piel de los daños que ocasiona la exposición a los rayos ultravioleta.

Es por eso que una ingesta de alimentos ricos en vitaminas, tomar al menos 1,5 litros de agua diariamente, y una cosa muy importante dormir ocho horas todos los días, son factores importantes para el cuidado de la piel. Pero sin más preámbulos, te contaremos cuáles son los alimentos que debes consumir para lucir una piel bonita y radiante.

Alimentos que nos ayudan a tener una piel bonita

Los beneficios de la buena alimentación, no solo se reflejan en la piel, sino en la salud de todo el cuerpo, ya que fomentan la capacidad mental, colaboran para mantener el colesterol en sus niveles normales,  mejoran el sueño, entre otros muchos beneficios. Entonces, toma nota de lo que debes incluir en tu lista de mercado de ahora en adelante.

  • Lechuga romana: unas 6 hojas de lechuga romana te proporcionan más del 100% de los requerimientos diarios de vitamina A, la cual es necesaria para regenerar la piel y revitalizarla. Su contenido de potasio oxigena y mejora la  circulación, además de proveer parte de la vitamina K del requerimiento diario recomendado.
  • El tomate: influye en la producción de colágeno, lo que contribuye a evitar la flacidez, aporta buenos niveles de un antioxidante llamado licopeno, el cual se asocia a la posibilidad de tener menos líneas de expresión. También su consumo ha sido relacionado con la disminución de desarrollo de afecciones cardiacas.
  • Pimiento rojo: es una gran fuente de vitaminas A y C, lo que lo convierte en un excelente antioxidante. También al igual que el tomate, contiene licopeno que es el responsable de su color rojo. Su consumo colabora en el fortalecimiento de la producción de colágeno, sustancia indispensable para mantener una piel firme y radiante. Su contenido de licopeno, lo convierte en un excelente colaborador para evitar el daño celular.
  • Fresas: consumir una taza de fresas te aporta aproximadamente 130% de las necesidades diarias de vitamina C, lo que estimula la producción de colágeno, y permite mantener la piel firme y suave. Algunos estudios han demostrado, que mujeres con poco consumo de fresas son propensas a tener una piel más seca y arrugada. Su contenido de ácido elágico, un antioxidante que evita la flacidez de la piel, la hace ideal para incluirla en la dieta diaria.
  • Manzanas: en la cáscara de la manzana, existe un antioxidante llamado quercetina, el cual protege contra las quemaduras de los rayos ultravioleta, los cuales son los causantes del cáncer de piel. Existen variedades de manzanas con mayor contenido de este antioxidante, como la Monroe, Cortland y Golden delicious.
  • Soya: la isoflavina contenida en la soya, es la responsable de evitar la aparición de pequeñas arrugas, porque su efecto propicia a mantener la firmeza de la piel.
  • Huevos: contienen luteína y zeaxantina, que son dos antioxidantes que nos protegen de los rayos ultravioleta, los cuales son responsables de la aparición de manchas, arrugas y cáncer de piel.
  • Almendras y frutos secos: tienen un alto contenido de vitaminas A, E y F, vitaminas del grupo B, los cuales promueven la salud de la piel, ya que son un antioxidante fundamental para tener una piel sana y es ideal para mejorar la sequedad en la piel.
  • Nueces: estos frutos secos poseen un alto contenido de ácido alfalinoleico, que es una grasa de tipo omega 3, importante en la composición de la capa que mantiene a la piel flexible y húmeda. Consumir unos 45 gr diarios de nueces, te proporciona el 100% del requerimiento diario recomendado. Como beneficio adicional, las nueces contienen melatonina que es la hormona que regula el sueño, de esta manera colabora con el dormir 8 horas diarias, las cuales son necesarias para tener una piel bonita.
  • Chocolate oscuro: es rico en flavonoides los cuales contribuyen a mejorar la circulación sanguínea, y de esta manera se puede irrigar mejor la piel, lo que trae como resultado una piel más hidratada.
  • Aceite de oliva: su contenido de ácidos grasos esenciales, colaboran con la piel en contrarrestar los daños ocasionados por los rayos ultravioleta. También posee un alto contenido de vitamina K y E, que son dos potentes antioxidantes, lo cual convierten al aceite de oliva en el compañero ideal de las comidas. Dentro de las variedades de este aceite la mejor es la extra virgen, ya que contiene más polifenoles que son los encargados de luchar contra la oxidación celular.
  • Probióticos: son bacterias que se encuentran en algunos alimentos, que además de mantener las funciones intestinales, proveen muchos beneficios a nuestra piel. El rey de los probióticos es el yogurt, su principal acción es mejorar la salud de nuestra flora intestinal, esto permite una mejor eliminación diaria de las toxinas que hayamos acumulado en el organismo, lo que beneficia a la piel al evitar que aparezcan puntos negros y barritos. Utilizar yogurt para preparar máscaras faciales ayuda a disminuir la tirantez y la resequedad, obteniendo una piel hidratada y elástica luego de su aplicación.

Otro asunto importante en el cuidado de la piel, es crear una rutina diaria para su limpieza y cuidado, por eso debes usar desmaquillador para eliminar todo el maquillaje que has llevado durante el día,  lavar tu cara todas las noches antes de acostarte con un jabón neutro, aplicar una loción tonificante con toques suaves alrededor del rostro evitando  el área de los ojos, y en la mañana antes de volver a maquillarte, aplicarte una loción hidratante. De esta manera y con alimentación adecuada tendrás una piel bonita y radiante.

Autor: Yuraima Padrón

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *