Mantenerse en Forma en Vacaciones

Visualizando las vacaciones, y nuestro bikini soñado, establecemos planes estrictos de entrenamiento y alimentación, donde somos rigorosas para lograr el objetivo y lucir perfectas en vacaciones. Una vez ya en vacaciones ¿cómo podemos hacer para no engordar o mantener el peso ideal que tanto nos costó lograr?

Estando ya en nuestro lugar soñado de vacaciones se nos presenta la controversia entre comer todo lo que se nos antoje o cuidar cada bocado, tal y como lo hacíamos antes de salir de vacaciones.

La clave está en ubicarse en un punto medio: disfrutar de cada comida sin excesos en tus vacaciones. Sigue una alimentación balanceada y variada, baja en grasas y con calorías controladas, sumándole la práctica de ejercicio físico.

Consejos para Mantenerse en Forma en Vacaciones: comida a comida

Si tus vacaciones son en un crucero o en un hotel con un plan todo incluido, las comidas en gran variedad de formas, colores, sabores y calorías sobran por doquier. La clave es servirte con moderación y conciencia para mantenerte en forma y no ganar peso.

Ten en cuenta siempre las opciones integrales disponibles en el buffet, debido a que el alto contenido de fibra te eliminará lis antojos y te llenará de energía por más tiempo en el día.

Opciones saludables para mantenerse en forma durante el desayuno pueden ser: cereales, frutas frescas (que siempre están presentes como opción), yogurt descremado, café y/o té verde o negro.

Si tienes programado un paso entre el desayuno y almuerzo, lo mejor que puedes hacer es llevar contigo un bocadillo o sándwich de queso y jamón de pavo con vegetales y hortalizas o una fruta, así calmarás la tentación de comprar compulsivamente cerca de donde te encuentres.

Para el almuerzo puedes escoger en la salad bar variedad de vegetales y hortalizas en ensalada y acompañarla con alguna proteína. Si deseas probar alguna comida típica, no te eximas, prueba una pequeña cantidad o participa luego en alguna actividad física para compensar. No te pierdas la diversión y el placer de estar de descanso.

A media tarde, puedes merendar con algún jugo o bebida refrescante, un té frío o un helado de frutas, de yogurt o hielo. Si te encuentras en un lugar cálido o tropical estará perfecto. Y para cerrar el día, durante la cena resulta perfecta la combinación de verdura y proteína. Aunque si te provoca algo distinto, cómelo sin culpas.

Manten tu peso en vacaciones

Para mantenerse en forma en época de vacaciones deberás consumir bastante agua durante el día y evitar el abuso de bebidas alcohólicas.

Evita los snacks o aperitivos salados industrializados, los refrescos y las papas fritas como merienda.

Trata de respetar los horarios de cada comida y realizar 5 comidas al día, al igual que lo realizábamos en casa para mantenerse en forma, incluso al estar de vacaciones.

Tomando en cuenta los consejos anteriores y realizando alguna actividad física que te relaje y te mantenga activa, como por ejemplo caminar, montar bicicleta o nadar; lograrás mantener tu peso durante tus vacaciones y estarás feliz de regresar luego a casa sin culpas ni remordimientos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *