Manchas rojas en la piel: cómo eliminarlas

Como mujeres, siempre nos preguntamos a qué se deben esas molestas manchas rojas que suelen aparecer en la piel. Pues bien, en el siguiente artículo te contamos a qué se deben y cómo puedes tratarlas e inclusive, hacer que desaparezcan.

¿A qué se debe la aparición de las manchas rojas en la piel?

Generalmente, la aparición de las manchas rojas en la piel, tiene que ver con dos factores: por un lado, la sobreexposición al sol; y por otro lado, al deterioro de la piel causado por la edad. En ambas situaciones, la presencia de estas manchas nos causa una gran molestia, ya que a nivel estético, no lucen bien e indirectamente, esto es un golpe a nuestra autoestima. En las mujeres más jóvenes y en estado de gravidez, la presencia de manchas rojas está relacionada con el desbarajuste hormonal que sufrimos cuando nos encontramos embarazadas. ¡Calma! A no desesperarse que con tiempo y un tratamiento adecuado, podemos lograr que desaparezcan.

Algunas cosillas que debes saber acerca de la piel y sus cuidados:

Probablemente muchas desconocen el importante rol que nuestra piel cumple en el cuerpo humano y lo vital de los cuidados que como tal, se merece. Si hablamos de lo netamente referido a lo “estético”, la piel, es nuestra carta de presentación frente a todos y siempre debe lucir estupenda, lo que significa: sin manchas ni arrugas y mucho menos, imperfecciones.

Más allá de lo estético, la piel es el órgano más grande de nuestro organismo y como órgano externo, nos protege constantemente del asedio de miles de microorganismos y agentes externos que si entraran en contacto con nuestros órganos internos, podrían ser causantes de diversas patologías. Es por eso que la piel cumple un rol importantísimo en el aislamiento de todos estos agentes potencialmente nocivos.

La piel funciona como si tuviera un termostato incorporado. Frente a los aumentos de la temperatura, la piel suda, de esta forma, elimina por sus poros, todos los deshechos y sales excedentes y regula la temperatura corporal. Por otro lado, esa grasitud, un tanto molesta para las mujeres, sirve para proteger a nuestro cuerpo de los bruscos cambios de temperatura y de la humedad.

Algunas formas de cuidar tu piel radican esencialmente en una buena alimentación, hidratación, una rutina diaria de ejercicios pero por sobre todas las cosas, en una buena limpieza cutánea. Después de un día de trabajo, al llegar a casa, es importante que te tomes tu tiempo para eliminar cuidadosamente todos los rastros de maquillaje, y luego, apliques un tónico humectante.

Consejos para eliminar las manchas rojas en la piel:

La limpieza, como ya lo mencionamos, es fundamental en el cuidado de la piel y en la prevención de la aparición de las molestas manchas rojas. Es importante realizar masajes en la zona en donde se encuentran las manchas ya que de esta forma, mediante los masajes, estarás estimulando la circulación sanguínea en el área.

Para las amantes de los bronceados veraniegos, es imperativo que a la hora de tomar sol, lo hagan en los horarios recomendados y siempre usando el protector solar con pantalla solar igual o superior a 50. Es importante que sepas que muchas de las manchas rojas en la piel y las escamas son consecuencias de las quemaduras producidas en la piel, por los rayos ultravioletas.

Cómo eliminar las manchas rojas de piel con mascarilla y vapor:

Entre los tratamientos caseros para eliminar las manchas rojas en la piel, el más común y tal vez el más usado por muchas es el método del vapor. El cual consiste en colocarnos una toalla sobre la cabeza al mismo tiempo que exponemos nuestro rostro al vapor saliente de una olla. Así, deberás permanecer por unos diez minutos. Al finalizar, limpiarás tu rostro cuidadosamente sin frotarlo. Luego, tienes que aplicarte la mascarilla de crema y bicarbonato realizando movimientos circulares. Después de unos cuarenta y cinco minutos, la remueves con agua muy tibia. Este tipo de tratamiento debe hacerse al menos, dos veces por semana.

Cómo deshacerte de las manchas rojas en la piel mediante el uso del jugo de limón:

En el mundo de las mascarillas, el uso del limón es, por lejos, el mejor y sus resultados son efectivos y a corto plazo, es decir que en un lapso de cuatro días a una semana, podrás observar como en el área donde se encontraban las manchas rojas, el color rojizo comienza a aminorar. El limón se utiliza en este tipo de tratamientos porque es un potente astringente y sobre todo, al igual que todos los cítricos, es rico en vitamina C.

Conclusión:

En conclusión, las manchas rojas en la piel son consecuencia de factores intrínsecos; como los hormonales, digestivos; pero también, son el resultado -muchas veces- de desórdenes diarios que cometemos que tienen que ver con la sobreexposición al sol en horarios no debidos y sin la protección de un protector solar adecuado, la dieta, la mala circulación; que en ocasiones está relacionada con la falta de ejercicio físico son aspectos que influyen decididamente en nuestra piel y dejan marcas.