“Llevo toda la vida a dieta” Y nada

Muchos me lo habéis dicho…¡llevo toda la vida a dieta! y lo cierto es que es una realidad. Muchas personas vivimos (sí, me incluyo) “a dieta”, y es porque en el reparto nos tocó esa tendencia a engordar que con nada se quita.

Realmente no debería ser tan negativo como a priori parece, porque comer bien en realidad es un seguro de vida y una forma de prevención de la enfermedad, de hecho la más eficaz que hay.

Pero nosotros nos frustramos y nos deprimimos, porque muchas veces tenemos la sensación de estar atrapados y no poder disfrutar de algunas  cosas como lo hacen el resto de los mortales: comer un dulce sin remordimientos, vacaciones sin preocupaciones… Honestamente… sí que lo hacemos… Tenemos la sensación de que no, pero lo hacemos, y lo que es “estar toda la vida a dieta” es un mantenimiento en realidad. Hay rachas mejores y rachas peores, y lo cierto es que sufrimos porque nos gustaría perder peso pero como siempre estamos cuidándonos nos cuesta mucho más dar el salto y dejar atrás esas pequeñas concesiones que marcan la diferencia entre una dieta y un mantenimiento.

Para mí esto es así, seguro que hay excepciones y que muchos no os sentís identificados, pero en la mayoría de los casos es lo que pasa. Ahora bien… ¿estamos condenados a estar toda la vida a dieta? Pues según lo mires, porque si entiendes por dieta lo de cuidarse con la comida sí, siempre vas a estar a dieta, pero en realidad estar a dieta es algo transitorio; te quitas los caprichos, sigues un menú más bajo en calorías, te quitas los kilos y ¡a seguir cuidándose!

El cambio de hábitos siempre debe ser permanente, no vale aprender para perder peso y después olvidar lo aprendido; una vez instauras hábitos nuevos debes quedarte con ellos, de lo contrario volverás al mismo peso de antes irremediablemente. Esto no es efecto rebote, es lógica aplastante… Quien tiene facilidad para engordar la va a tener siempre, es algo que va con nosotros y debemos cuidarnos de ello.

No os preocupéis, las personas delgadas de nacimiento también tienen problemas, pero son otros.