La Dieta de la Sonda

      No hay comentarios en La Dieta de la Sonda

Otra dieta con más desventajas que beneficios. Creada por españoles consiste en ser la única en la que el paciente se alimenta exactamente de los de nutrientes que necesita y al ritmo que ellos crean necesario, como tal la dieta cuenta con causas y consecuencias las cuales hace que tenga quien las siga y quien no.

Análisis de Dietas Famosas: Dieta de la Sonda

Dr. Jorge Planas y el Dr. Manuel Sánchez fueron los creadores de esta dieta. Ellos aseguran que con la dieta de la sonda se puede perder el exceso de peso que presente cualquier persona en tan solo 10 días, Aseguran que no tiene consecuencias como el rebote y no solo eso, también afirman que el paciente que utilice esta dieta aprenderá a comer.

Cómo funciona la dieta de la Sonda

Se trata de una dieta en la que el paciente necesita estar bajo supervisión médica, lo cual implica que se haga en una clínica. Según aseguran sus creadores, la principal diferencia de este método con otras dietas consiste en ser la única en la que el paciente se alimenta exactamente de los de nutrientes que necesita y al ritmo que ellos crean necesario. Además durante esta fase el paciente no puede consumir ningún alimento pero reciben suplementos con calorías equivalentes a 800.

En esta dieta se trata de introducir un tubo por la nariz y el esofago, se deja en el estómago durante 10 días, las respectivas 24 horas de este. Aquí se le proporciona al paciente proteínas y vitaminas.

La colocación de la sonda no duele y las molestias desaparecen muy rápido, a los pocos minutos de llevarla puesta. El paciente se alimenta así durante diez días y después se le retira, y pasa alimentarse de una forma normal, asesorado por profesionales, para que aprenda a comer de forma saludable

Fases de la Dieta de la Sonda

La dieta cuenta con dos fases. Los expertos aseguran que es suficiente con la fase 1, la cual Dura 10 días y aseguran que en esta fase se pierde un 8% de tu peso si eres mujer y un  10%, si eres hombre. En esta fase se tiene que llevar una mochila siempre unida a tu cuerpo, es donde los nutrientes se almacenan y se suministran a través de la sonda. Para las personas que no quieren padecer del efecto rebote ni volver a tener grasa, es recomendable que hagan la segunda fase.  esta consiste en que el tubo torácico se retira y se retorna gradualmente a la normalidad, y es en esta fase donde se educa al paciente a tener una alimentación balanceada.

Contraindicaciones de la Dieta de la Sonda

La dieta de la sonda no es una dieta sana, además de eso deberás usar una mochila atada al cuerpo conectada a una sonda que entra por tu nariz, Lo que asegura el éxito de adelgazamiento en el que se basa consiste en proveer al cuerpo sólo las proteínas y las grasas necesarias, sin los carbohidratos o las azúcares.

Estamos  ante una dieta disociada. Lo malo de la dieta de la sonda es que es tan agresiva que  fuerza al cuerpo a la cetosis, La cual es un estado que en el que se alcanza al eliminar los hidratos de carbono de la dieta.  Lo que significa que el cuerpo quema los depósitos de grasa.

Riesgos del  tubo nasogástrico:

  • El traumatismo post implantación
  • Daño en el tabique
  • Garganta perforada
  • Daño en el pulmón
  • Hemorragia gastrointestinal

La sonda permanece durante 10 días lo que puede producir un estrechamiento del esófago por la cicatrización.

También la pérdida de peso es demasiado rápida, lo cual hace que la persona sea propensa a tener cálculos biliares, anomalías de electrolitos ( por ejemplo un bajo nivel de potasio), además de fatiga muscular.

Fuente: adelgazarysalud.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *