Iniciarse en el ejercicio tiene sus trucos ¡Descúbrelos!

Es bien sabido que la mejor manera de bajar de peso, mantenerse sano y prolongar los años de vida, es integrando la alimentación balanceada con una planificada rutina de ejercicios. Dudas habrán muchas: tiempo, tipo de actividad, continuidad, acompañamiento, etc., pero lo más importante es abandonar el sedentarismo y plantearse objetivos específicos. El mundo del entrenamiento es tan amplio y divertido, que bastarán algunas recomendaciones para que el inicio sea provechoso y sin desperdicios.

1. Conviene someterse a un chequeo médico para descartar y prevenir anemias, desgastes musculares, pérdida ósea, trastornos del sueño, irritabilidad, depresión, taquicardias y otras patologías. Si bien es cierto que el ejercicio ayuda a mejorar muchos padecimientos, es fundamental adaptar las rutinas a la condición física y a la capacidad de respuesta de cada individuo.

2. Se aconseja comenzar con una rutina de bajo impacto para mantener el bombeo de la sangre y activar el cuerpo. No olvidar los estiramientos y calentamientos.

3. Si es posible, entrenar a la misma hora, durante 60 o 90 minutos. Lo ideal es hacerlo tres veces por semana para promover la pérdida de peso.

4. Subir escaleras, caminar, trotar y saltar la cuerda, son algunos de los aeróbicos que pueden realizarse en la primera fase. Con una caminata enérgica durante media hora, se podrán quemar hasta 180 calorías. Saltar la cuerda o andar en bicicleta por 60 minutos, proporcionará mayor resistencia y favorecerá la pérdida de 500 a 800 calorías.

5. Las lagartijas son un magnifico ejercicio para adelgazar, ya que promueven la pérdida de grasa y aumentan la firmeza del cuerpo en general. Para obtener buenos resultados, se pueden hacer de tres a cinco series de 20. Para evitar molestias, es apropiado cuidar la postura. Una buena lagartija es aquella que se hace con las manos apoyadas en el suelo, separadas a la altura de los hombros, con los dedos de los pies y las manos equilibrando el peso. La idea es formar una línea desde la cabeza a los pies, por lo que la espalda debe estar siempre recta. El cuerpo debe bajarse lentamente, flexionando los codos y tocando ligeramente el suelo con el pecho, para luego subir en la misma posición.

6. Detener las rutinas de ejercicio antes de culminar el ciclo puede ocasionar problemas cardiacos y calambres musculares. Lo conveniente es comenzar con menos tiempo e ir intensificando poco a poco, dependiendo del progreso.

7. Se debe consumir mucha agua para evitar la deshidratación y la aparición de lesiones que puedan dañar los músculos.

8. No extralimitarse. Si hay cansancio o agotamiento exagerado, se debe disminuir el rigor del ejercicio.

9. Para mantener la motivación, debe intentar practicarse una actividad que resulte agradable. No hay que dejarse cautivar por las modas. La experiencia y las metas trazadas son claves para dar con una buena elección.

10. La alimentación equilibrada y el descanso garantizarán el éxito del entrenamiento.

11. Las obsesiones no conducen a nada positivo. La experiencia será mucho más amena si se toma el deporte como un estilo de vida y no como un recurso para alcanzar un objetivo.

12. Procurar usar calzado adecuado y ropa cómoda. No se trata de estar a la vanguardia, sino de alistarse con lo necesario.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *