El metabolismo y el peso

Es muy frecuente que se encuentren casos de personas que siguen estrictamente una serie de dietas y no consiguen su objetivo a la hora de perder peso. Existen varios factores que alteran y están estrictamente relacionados con este tipo de problemas, los cuales son: hipertensión, diabetes o exceso de colesterol y otros factores que pueden incidir al momento de lograr este objetivo.

Algunas veces nos preguntamos ¿por qué algunas personas comen mucho y no engordan y otras veces parece que ganan mucho peso sin parar?, dos de las situaciones más comunes que van relacionas con este interrogante tienen que ver con el metabolismo lento y el desequilibrio que presentan algunas personas entre las hormonas de insulina y de glucagón.

Es muy importante que acudas a tu médico para que este te haga los estudios pertinentes y puedas obtener un diagnóstico más certero acerca de tu caso.

EL METABOLISMO LENTO

El metabolismo lento va relacionado con la cantidad de energía consumida por una persona en estado de reposo, esto provoca que los alimentos no sean quemados como es requerido y que, por con siguiente, sean acumulados. El metabolismo hace referencia  a una variación de químicos que examinamos en nuestro cuerpo para mantenernos con vida.

Aunque se haga muy difícil bajar de peso cuando la persona tiene un metabolismo lento, es muy importante mencionar a unas proteínas llamadas enzimas, las cuales son las responsables de que nuestro metabolismo se acelere y mantenga  una regularidad y un equilibrio del mismo.

¿Cómo podemos ayudar a nuestro metabolismo a funcionar como es debido?

Para que nuestro metabolismo funcione correctamente este debe ir de la mano con la actividad física y el entrenamiento diario de manera intensiva, esto ara que nuestro cuerpo queme muchas  calorías y traiga como beneficio la disminución de grasa, para complementar lo anteriormente dicho  es recomendable seguir una dieta balanceada donde esta contribuya a la pérdida de peso de manera saludable, evitando los llamados estancamientos.

DESEQUILIBRIO HORMONAL RELACIONADO CON LA INSULINA

Existen dos tipos de hormonas generadas en nuestro cuerpo estas se llaman insulina y el glucagón. Se da a través de los alimentos que ingerimos con un alto contenido de glucosa, estos envían un mensaje a nuestro páncreas creando así más insulina. Esta es una hormona que se encarga de guardar la glucosa en nuestro organismo y asegura que la grasa guardada no se pierda. Aunque es importante que consumamos alimentos con glucosa, no debemos exceder del uso de estos. Debemos tener en cuenta que los alimentos que son demasiado dulces contienen más glucosa por lo que debemos controlar el uso de ella.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *