Dietas bajas en hidratos de carbono

Los hidratos de carbono o carbohidratos como suele nombrarse comúnmente, están directamente relacionados con el aporte de energía al cuerpo. Realizar una dieta de este tipo tiene  cómo intención bajar de peso rápidamente. Un régimen alimenticio bajo en hidratos de carbono tiene que seguirse adecuadamente para conseguir los resultados que se esperan. En este artículo se hablará un poco sobre el tema.

¿Qué son los hidratos de Carbono?

Los carbohidratos son macronutrientes que se consumen de manera diaria, estos al ser consumido se transforman en glucosa y tienen como objetivo aportar la energía suficiente al organismo para que  pueda funcionar de manera óptima durante el día y sus exgencias. Este elemento se puede encontrar fácilmente en los alimentos como son el pan, la fruta o la pasta.

Un ejemplo del uso de los hidratos de carbonos es cuando se realiza ejercicio físico, al cuerpo exponerse a una sesión intensa, hace uso de la glucosa para que pueda rendir a la exigencia de ese momento. Por ello se considera como la primera fuente de la energía en la pirámide de la alimentación.

Comúnmente hay personas que consumen niveles excesivos de alimentos con hidratos de carbono concluyendo en un aumento de peso. Al realizar un régimen alimenticio de este modo no se debe desaparecer los carbohidratos en su totalidad pues sería fatal para el cuerpo, por ende al realizar está dieta solamente se procede a bajar el nivel de consumo para conseguir los resultados.

Menú recomendado para una dieta baja en hidrato de carbono

  • Lunes:
  1. Desayuno: ½ taza de fresas frescas, dos huevos cocidos, un vaso de leche descremada y té o café.
  2. Almuerzo: Porción de pollo, pescado, pavo o res.
  3. Cena: Ensalada verde con trozos o rebanadas de pechuga de pavo o jamon de pavo.
  • Martes:
  1. Desayuno: Una rebanada de pan integral con crema de cacahuates natural, una toronja y té o café.
  2. Almuerzo: Porción de bistec a la parrilla acompañado con una ensalada de lechuga, apio, pepino, tomate y col de Bruselas junto a trozos de queso con una manzana verde en tiras. Agua o té helado.
  3. Cena: Porción de atún con una cucharada de mayonesa, si es de tu gusto puedes acompañarlo con una ensalada de espárragos, berro y pimientos. Agua o té.
  • Miércoles:
  1. Desayuno: Omelett de huevo con rebanaditas de pimiento morrón y cebolla, si es de tu gusto puedes acompañarlo con una tostada. Café o té.
  2. Almuerzo: Un bistec de pechuga de pollo asado acompañado con una ensalada de lechuga, jitomate, cebolla y pepino untándolo con limón y un poco de sal. Agua de limón sin azúcar.
  3. Cena: Ensalada de espinacas y pimientos verdes junto a trozos de fresco y jamón de pavo, aderézalo con una vinagreta recién preparada. Té.
  • Jueves:
  1. Desayuno: Una o dos quesadillas junto a queso fresco, con un batido de fresa. Café o té.
  2. Almuerzo: Porción de pescado fresco preparado al horno junto a hierbas y especias de olor acompañándolo con una porción de tomates cherry o calabacitas y una rebanada de pan integral. Té helado.
  3. Cena: Dos porciones de carne para una hamburguesa asada a la parrilla y acompañada con una ensalada de verde con vinagreta. Té.
  • Viernes:
  1. Desayuno: ½ taza de mora, una taza de yogurt desnatado. Agua o café.
  2. Almuerzo: Porción de cerdo cocinada a tu gusto que vaya acompañada con abundante ensalada de lechuga, cebolla, jitomate con un poco de sal y limón. Te helado.
  3. Cena: Ensalada de atún aderezada con un poco de mayonesa y mostaza, acompañada con una rebanada de pan integral. Un té y una mandarina.
  • Sábado:
  1. Desayuno: Dos huevos a tu gusto, una taza de leche descremada, ½ taza de fresa. Té o café.
  2. Almuerzo: Una ensalada mixta de vegetales y hojas junto a nueces y que se aderece con vinagreta. Una porción de mariscos y/o pescados cocinados. Té helado.
  3. Cena: Dos taquitos de pechuga de pavo o jamon con queso fresco, un plato de pepino con sal y limón. Té.
  • Domingo:
  1. Desayuno: Un vaso grande de yogurt con almendra y media taza de zarzamoras. Té o café.
  2. Almuerzo: Porción de salmón junto a una ensalada de pechuga, cebolla y pepino con limón y sal, una pieza de kiwi y ½ pieza de aguacate. Té helado.
  3. Cena: Ensalada mixta de vegetales agregando nueces y trozos de pavo, ½ toronja y té.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *