Dieta Atkins

El doctor Atkins implementa una dieta basada en que el organismo le es más fácil quemar carbohidratos que proteínas. Por lo que,  en la dieta se consumirá puras proteínas y casi nada de carbohidratos. Debido a que lo que le suministra energía al cuerpo son los carbohidratos, pero sino contiene mucho, su única manera de subsistir es acabar con la grasa que cuenta el cuerpo y que es producida por las proteínas, haciéndonos bajar de peso.

Se trata de una dieta fácil de llevar, pues te permitirá seguir consumiendo esos alimentos de los cuales no te quisieras alejar.

Indicaciones de la dieta

La dieta Atkins te muestra cuales son los alimentos que podemos y cuales no podremos consumir:

Alimentos permitidos

El 90% de la dieta esta basad en consumir proteínas y grasas que son suministradas por productos como: las carnes rojas, embutidos, huevos, mariscos, mantequillas, marginas, aceites, mayonesas, mantecas, crema de leche, yogurt, queso, entre otros.

Alimentos prohibidos

El 10% restante de la dieta está conformada por los carbohidratos, y de los cuales se deben llevar un debido control de ellos. Algunos de estos son: las pastas, arroz, pan y harinas, las legumbres o granos, azucares, leche, fruta, y las verduras ricas en fibras como la papa, remolacha, patata, zanahoria, plátano, etc.

PARA TENER EN CUENTA

No deben seguir esta dieta aquellas personas que sufran del colesterol, problemas estomacales o estreñimiento, problemas del corazón, hígado o diabetes. Antes de iniciar el proceso de la dieta Atkins, es mejor consultar con un especialista, para saber si eres o no eres apto para practicar la dieta.

Esta dieta ha tenido una serie de críticas por algunos médicos, debido a que:

  • Aunque se ha demostrado por algunos estudios que la grasa y el uso de proteínas no presentan relación con los problemas del corazón, algunos doctores la han criticado debido a las grasas saturadas y las proteínas altas, están relacionadas con enfermedades cancerosas; se aumentan los niveles de ácido úrico, triglicéridos y colesterol, los cuales se acumulan en la las arterias, lo que representa un peligro para el corazón, ya que las arterias son conductos que llevan la sangre desde el corazón hasta cualquier parte del cuerpo.
  • Desgaste muscular y fatiga. Debido a que la función de la dieta es consumir pocos carbohidratos, para que el cuerpo produzca energía de las proteínas y grasas que posee, también suele provocar desgaste muscular y fatiga.
  • Carencia de vitaminas y minerales. El poco consumo de frutas y verduras, hará que se presenta una carencia de vitaminas y minerales.
  • La falta de fibra puede provocar problemas de estreñimiento y acumulación de desechos metabólicos.

Además de esto, también puede provocarte mal aliento (halitosis), debido a que por ser una dieta tan baja en carbohidratos. Esto se da por dos razones, al quemar grasas el cuerpo libera “cetonas” que son las que provocan el mal olor, y los alimentos altos de proteínas es donde más se presentan estos casos, debido al sulfuro que producen en la superficie del agua.

DIETA

La etapa inicial de esta dieta consiste, que en los primeros 14 dias deberás reducir al máximo los alimentos prohibidos indicados.

Luego, solo dispondrás de 30 dias para mantener una dieta balanceada, controlando el consumo de carbohidratos como el pan y la patata. He aquí un ejemplo para llevar a cabo cada día:

Desayuno

Unos huevos revueltos con jamón, mortadela o tocinos.

Café o té sin azúcar

Almuerzo

Puedes consumir, un bistec con una ensalada, un cerdo asado o cocido con verduras, trucha de espinacas, tomates asados, etc.

Cena

Puedes terminar el día con un coctel de langostinos y una tostada, o pollo asado con ensalada, chuletas de cordero con chicharos. Acompáñalos de bebidas, jugos de tomate o de fruta, o un vino tinto.