Descubre la relación entre las dietas y el estado de ánimo

Es muy común que nos sintamos de mal humor cuando tenemos muchas horas sin ingerir alimentos. El estado de ánimo cambia y es fácil irritarse cuando hay que continuar con una jornada laboral con hambre. Así que las dietas y el estado de ánimo están muy relacionados, más aún si la dieta es adelgazante, pues solemos sentirnos angustiados y ansiosos, por no poder alcanzar los resultados esperados.

Expertos en el tema aseguran que las dietas y el estado de ánimo tienen relación directa y en esta oportunidad te estaremos hablando de los aspectos de la alimentación que se relacionan con el ánimo.

Las dietas y el estado de ánimo, aspectos que los relacionan

Básicamente, existen 4 aspectos que influyen directamente en la relación que existe entre las dietas y el ánimo: si estas realizando una dieta para bajar de peso, el conteo de calorías de la dieta, si se consume mucha comida chatarra y las emociones asociadas con los neurotransmisores.

Consejos para que no te pongas de mal humor cuando haces dieta

Sabiendo ya que las dietas y el estado de ánimo están relacionados, es importante que sepas, lo que debes evitar para que tengas éxito en tus dietas y consigas los resultados esperados.

  • Las dietas milagrosas: Primero que nada evita las dietas milagrosas, mientras más restrictiva es la dieta, en cuanto a calorías y alimentos consumidos, esto suele causar que nos lleguemos a sentir irritables, deprimidos e incluso un poco melancólicos. Las dietas milagrosas suelen ser muy restrictivas, ya que además de ocasionar daños al organismo, pueden cambiar mucho el humor.

Adicionalmente a lo anterior, con las dietas milagrosas puedes conseguir bajar rápidamente de peso, pero es muy fácil recuperarlo, así que, lo mejor es que si deseas perder peso lo hagas de una manera saludable, cambiando los malos hábitos alimenticios e incluso consultando a un especialista.

  • Los dulces: Las comidas ricas en azúcar suelen ser un gran aliado para lograr sentirnos bien, pues estimulan la producción de serotonina en el organismo, la cual influye directamente en el estado de ánimo y afecta la parte del cerebro relacionada con la relajación y la tranquilidad.

Si estas realizando una dieta baja en azúcar y te sientes somnoliento y decaído, es importante que ingieras algo dulce, sin abusos.

  • Dietas bajas en calorías: Las dietas bajas en calorías no favorecen en nada al buen estado de ánimo, nos ponen de mal humor, pues quedar hambrientos luego de comer y sentir que se nos está restringiendo, nos predispone a sentirnos fatigados y fastidiados. Lo ideal sería alimentarnos bien y realizar alguna actividad física que nos ayude a quemar calorías.
  • El placer de comer: Definitivamente la comida es un placer y las dietéticas las solemos relacionar con comida insípida y desagradable y la verdad es, que se puede comer rico y sano a la vez, sin necesidad de engordar.
  • El estreñimiento: la constipación es una gran molestia que se puede sentir al momento de realizar ciertas dietas que limitan el consumo de verduras y legumbres y las sustituyen por pura proteína, también es común cuando no se consume suficiente agua y no se realiza buena actividad física.