Control del peso con una buena dieta y ejercicio

En los meses próximos al verano, son muchas las personas que se plantean perder peso. Pero ello debe ser bajo una regulación y control, y siempre apostando por dietas saludables. Una de las maneras de comer sin pasar hambre pero pudiendo adelgazar normalmente es no comer demasiado rápido, es mejor hacer pausas. Un hábito que poco a poco se convertirá en algo que haremos de manera automática.

Bebidas. Si lo que quieres es hacer un control de peso durante un tiempo para lucir una figura más esbelta, olvídate de las bebidas altas en azúcares o con gas. Tampoco del alcohol, pues lo más saludable es beber agua. Antes, durante y después de las comidas, el agua es totalmente favorable, aunque es mejor no saciarse demasiado, conseguiremos que el hambre se vaya y no estaremos nutriendo nuestro cuerpo de manera regular.

Verduras y legumbres. Es un tópico, pero incorpora en tu dieta para adelgazar sin pasar hambre diferentes verduras y legumbres, y tendrás una alimentación rica y nutritiva. Lo mejor es que tu cuerpo lo notará porque reducirá la grasa de forma progresiva pero bastante inmediata. No hace falta comer todo el día verduras, sino mezclarlas con la carne, como acompañamiento para estas,incorporarlas en cremas, en pastas…

Medicina autorreguladora. Otros sistemas para adelgazar de manera eficaz tienen que ver con nuevos conceptos, como la medicina autorreguladora. Como la propia palabra indica, actúa a nivel físico pudiendo activar funciones de los órganos que tiene que ver con el control de peso. A la vez, tiene la capacidad para poder incidir a nivel mental y ayuda a controlar el apetito. Y también evita el frecuente efecto rebote. Han de estar aplicadas solo por el profesional que entiende de este tema y que garantizará un proceso continuado con el fin de que sea vean resultados en poco tiempo.

¡Nos movemos! Está claro que mantener el cuerpo mucho más delgado se consigue gracias a una combinación de alimentación + ejercicio. Ello es una base de la medicina autorreguladora, que hemos visto anteriormente, y que incide en una dieta sana con un poco de deporte. No hace falta hacer un gran esfuerzo, pero sí diariamente activar el cuerpo para que se mueva.