Consejos para no dejar de comer por hambre emocional

No es necesario que vacíes la nevera en una sola noche cuando presentas problemas emocionales. Algunas personas suelen comer demasiado cuando se encuentran en esta situación. Y de hecho este fenómeno se presenta en cualquier momento, y es repetitivo cada vez que comes por otra razón diferente a la de saciar el hambre. Para llevar una excelente relación más sana con la comida, debes cambiar tus patrones de alimentación y reconectarte con tu cuerpo.

Se intenta establecer una relación entre la comida y las emociones por parte de la industria alimentaria. Para lograr una demanda estable, la publicidad trae un beneficio bastante emocional en sí mismo, ya que genera sensación de pertenencia, excitación o placer. Muchas personas creen que algunas comidas proveen satisfacción emocional.  Esto no es cierto de un todo, debes intentar dejar de comer para controlar tus emociones. He aquí algunos casos que te alejaran de los pequeños problemas emocionales:

5 TIPS PARA ALEJARTE DE LOS ATRACONES

No te abandones. Los problemas emocionales es algo en común en los seres humanos. Estos liberan momentáneamente sensación de malestar, brindándote satisfacción y placer cuando estas sintiendo algo que no debería sentir. Para que non ocurra esto, no debes abandonarte a ti misma cuando tus emociones son más grandes de lo que pensabas, permítete sentirlas.

Decirte a ti mismo que sentirse asustada, triste, cansada, culpable, enojada, es un bien para ti. No te desesperes por los problemas emocionales que se te presentan, lo importante es que los recibas con amabilidad y curiosidad, así podrás saber que hay dentro de esas emociones, y sabrás realmente que es lo que quieres y podrás nueva de satisfacción.

Haz del placer tu principio de vida: haz que el placer juegue un papel importante en tu vida, tenlo como prioridad en tu diario. Para ello, puedes sabor izar  el agua que tomas con zumo de fruta, viste ropas cómodas y suaves, toma baños de burbujas. Haz otras actividades de tal manera que tu  cuerpo  comience a tener nuevas maneras de experimentar la sensación de bienestar más allá de la comida.

Si estas comiendo, siéntate a saborear cada bocado, veras la sensación tan deliciosa que se siente hacerlo. Mientras sientas lo bien que se siente comer, más complicado será que lo hagas hasta que llegues al punto del dolor.

Como solo cuando tengas hambre: los problemas emocionales no se presentan cuando tienes hambre, alguna situación que hayas pasado puede que sea la causante de ello, por lo que pasarías comiendo todo el día. Trata de consumir alimentos naturales, sanos y nutritivos que te ayudaran a tener un grado de supervivencia emocional.

Cuando comes a las horas indicadas y lo haces cuando tienes realmente hambre, los problemas emocionales se van disminuyendo  y así darás un mensaje de seguridad al organismo para bajar de peso.  Por eso se han expuesto algunas razones por las cuales se presenta el hambre emocional:

Debes de tener en cuenta las cosas que disparan el placer de comer. En algunos casos los estados emocionales cambian depende la situación de la persona, si eres uno de los que te encuentras solo, sin amistades o pareja puede que seas más proclive a presentar problemas emocionales.

Ten la nevera repleta de alimentos sanos y deliciosos. Hacer esto te dará una gran variedad de comidas interesantes que puedes prepararte, deberías planear una agenda con experiencias interesantes que hayas vivido.

Acéptate y valórate: toda la creación de Dios es perfecta, por lo que debes de ser consciente de lo hermosa que eres, no te privatices las comidas por intentar cambiar de aspecto. Un cambio en tu agenda alimenticia debe provenir del cuidado de la salud y el amor propio.

En la actualidad las personas viven del que dirán, por eso estamos inmersos a que las mujeres deben tener una figura ideal para que guste en la sociedad. Debes sentirte orgullosa de lo que eres, cuida tu cuerpo con amor.