Como adelgazar fácilmente sin dejar de comer

Hay personas que les tienen verdadero pánico a un régimen alimenticio, es por esto que les vamos a decir como adelgazar fácilmente sin dejar de comer. Claro, es que para adelgazar, no hay que dejar de comer. Lo realmente importante, es saber comer y cuando y como comer. Recuerden que independientemente de lo que se coma, los alimentos deben ser masticados de manera muy lenta para que se puedan procesar mejor.

Por otra parte les diremos que no deben dejar de comer, como cosa curiosa, en todos los regímenes para adelgazar, las personas deben comer seis veces al día en vez de las tres o cuatro que la gente comúnmente acostumbra. Y la otra es que se debe comer a las horas, el hecho de saltar u omitir la ingesta de una hora de comida, es totalmente contrario a cualquier patrón alimenticio.

Lo primero que debemos tomar en cuenta si queremos adelgazar es que debemos hacer ejercicio

Si efectivamente, lo primero que debemos tomar en cuenta si queremos adelgazar es que debemos hacer ejercicio, a veces podemos someternos a rigurosas dietas creyendo que obligatoriamente por ello, tenemos que adelgazar. Bueno, a lo mejor allí en la ingesta de los alimentos no está el problema, sino en que debemos ejercitar el cuerpo para que el metabolismo funcione como debe ser.

Para toda persona es aconsejable hacer un poco de ejercicio diariamente, por lo menos debemos caminar una hora diaria de manera regular y sostenida, para que el cuerpo entre en calor y sude todas las toxinas. Si estamos pasados en nuestras medidas, es aconsejable que nos envolvamos el cuerpo en hule y lo sujetemos con vendas cada vez que vayamos a caminar, luego nos ponemos el mono de gimnasia y ¡a la calle, o al parque!

A las personas que no les gusta caminar en la calle, pueden sustituir la hora de caminata por media hora en bicicleta, esto es estupendo y te lleva menos tiempo. El secreto está en ser constante con todo lo que hagamos, los tratamientos a medias pueden ser anti producentes. Queremos decir, que si caminamos muy lento y parándonos en cada esquina que nos encontremos con un vecino para cotorrear, estaremos perdiendo el tiempo, y realmente no nos estamos ejercitando. Simplemente estamos paseando y eso no ayuda a adelgazar.

Tomar suficiente agua al día es una excelente manera de ayudarnos a perder peso

Claro ésta es otra, tomar suficiente agua al día es una excelente manera de ayudarnos a perder peso, pero como todo, tiene su truco, no es apiparnos de agua sin control. El organismo no es capaz de soportar diez vasos de agua de un tirón, con menos que eso nos ahogamos o nos reventamos la panza. Según lo indicado, es aconsejable ingerir de ocho a diez vasos al día de agua, pero los vas tomando de dos en dos cada dos horas, o uno cada hora, como prefieras.

Algunas personas prefieren medir la cantidad del día correspondiente a los diez vasos, echarlos en un recipiente, e ir ingiriendo pequeños sorbos durante todo el día. Se les recuerda, que esta agua, debe estar a temperatura normal, queremos decir, es más eficiente para adelgazar tomar el agua natural que fría de la nevera.

Comer balanceado es otra de las tácticas para adelgazar

Claro, no se está hablando de hacer dieta, sino  que se trata de que comer balanceado es otra de las tácticas para adelgazar, comiendo comida sanas, no saturadas de grasa, eliminado las frituras, no ingiriendo azúcar refinada, ni blanca ni morena. Se puede sustituir por estevia, o por edulcorantes artificiales que los venden en líquido o en pastillas.

Es bueno chequearse con un médico endocrinólogo, para que nos indique el régimen alimenticio que debemos observar según sea nuestro caso, y sin dejar de comer, con seguridad que nos vamos a deshacer muy pronto de esos kilos que tenemos demás. Más bien en vez de dejar de comer, podríamos probar a comer mucho. Por ejemplo comer mucha piña, o ananás, es excelente para botar kilos a montones.

Prueba a tomar batidos de piña sin azúcar como único alimento durante tres días, luego comes normal por tres días, y vuelves a hacer lo mismo por dos días, vuelves a tus ingestas normales, luego otra vez solo piña por un día y después te vas a la balanza y hablamos. No has dejado de comer, sino que más bien has comido demasiado, y me dirás cuantos kilos botaste en tan solo ocho días. Puedes endulzar con miel, y si caminas, mucho mejor todavía.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *