Baila, disfruta y pierde peso

El baile es un buen ejercicio aeróbico, que te permite mantenerte o ponerte en forma mejorando tu salud. Cuando se baila, se disfruta y se pierde peso, ya que realizamos un gran gasto de energía. En una hora de baile podemos quemar hasta 350 calorías. Sin embargo, para lograr mantenernos o perder peso es necesario que sigamos una dieta saludable.

Bailar como ejercicio para perder peso, se ha vuelto muy popular durante los últimos años, porque a través del baile podemos realizar una actividad que nos gusta, aprender nuevos pasos de moda y liberar el estrés que nos agobia día a día.

Tipos de baile para ejercitarse, disfrutar y perder peso

Existen muchas modalidades de baile para perder peso, entre las que podemos mencionar la bailoterapia, que es una combinación de música y movimientos, realizados formando diversas coreografías las cuales estimulan el flujo de energía de manera armónica y controlada.

Cuando practicamos bailoterapia producimos endorfinas lo cual permite liberar estrés y la ansiedad, ya que cuando se baila establecemos una estrecha comunicación entre nuestro cuerpo y la música, lo que nos produce alegría y placer haciendo que nuestra autoestima se eleve y nos motivemos a cambiar nuestra figura.

El principio básico de la bailoterapia es realizar ejercicios al ritmo del baile, para ello se combinan diversos géneros como bachata, cumbia, el hip hop, la salsa, el merengue, samba y hasta música electrónica. El tiempo de clase es una hora, iniciando la clase con un calentamiento previo.

Existen variaciones de la bailoterapia, una de ellas se conocen como Zumba, la cual nació en Colombia de la mano de Beto Pérez, quien al olvidar la música que debía poner en su clase de aeróbic, se vio en la necesidad de improvisar utilizando la música que tenía en el equipo de su vehículo y eran  ritmos latinos. Para su sorpresa, la clase resultó un éxito al fusionar los aeróbicos con el baile latino. Ese fue el nacimiento del Zumba Fitness.

Este tipo de baile es ideal para personas no muy acostumbradas a realizar ejercicios, ya que se forma una coreografía sin necesidad de implementos adicionales, solo se necesita una ropa cómoda,  zapatos deportivos y muchas ganas de bailar.

En cada clase de Zumba se pueden perder hasta 800 calorías, aumentar la elasticidad, tonificar los músculos y mejorar la postura. Lo más importante de practicar este tipo de baile, es que no necesitas ser un bailarín para hacerlo, solo tener ganar de divertirte y adicionalmente perderás peso casi sin darte cuenta.

Otro de los bailes que se han vuelto muy populares para ejercitarse y perder peso es la danza del vientre. Esta es una danza milenaria originaria de Egipto, que consiste en realizar movimientos suaves, cadenciosos y sensuales los cuales permiten fortalecer y tonificar los músculos del abdomen principalmente.

Los movimientos de este tipo de baile se concentran en el vientre, caderas, piernas y brazos. Con su práctica se logra afinar la cintura y fortalecer piernas y espalda. Tiene la ventaja que puede ser practicada por cualquier tipo de mujer, sin necesidad de ser delgada ni tener condiciones físicas determinadas.

Practicando la danza del vientre, lograrás mejoras en el equilibrio y coordinación, tonificarás los músculos de abdomen, piernas cintura y brazos, aumentarás tu capacidad aeróbica sin esfuerzos extenuantes, fortalecer la zona pélvica y ayudar a corregir la postura entre otros muchos beneficios.

Otro de los estilos de baile adecuados para perder peso es el Bundafit, el cual a través de canciones y coreografías incorporan pasos de bailes adecuados para cualquier persona. Este tipo de combinación ayuda a esculpir y tonificar los músculos, ya que se queman calorías durante 50 minutos de clase.

Esta disciplina que puede ser practicada por hombres y mujeres, mejora la coordinación, incrementa la energía y ayuda a conseguir una condición física adecuada al reducir grasas. Con estas clases se obtiene un acondicionamiento cardiovascular moderado, ya que te moverás bastante sin sudar mucho al ritmo de una música muy pegajosa.

Entre los beneficios de la práctica de Bundafit, se pueden mencionar que previene la pérdida de masa ósea, disminuye el deterioro de las articulaciones, mejora la postura y los dolores ocasionados por este problema, contribuye con la flexibilidad, coordinación y balance corporal. Puede ser practicado por grandes y chicos, funciona como desestresante y recargador de energía, te permite socializar y hacer nuevas amistades.

Existen bailes de tradicional práctica que también te pueden ayudar a perder peso, estos son: el flamenco (en una clase de una hora puedes perder de 150 a 350 calorías); salsa casino (practicando bailes latinos se pueden llegar a quemar de 250 a 400 calorías); ballet, en donde la quema de calorías puede estar entre 400 y 500 calorías, además de tonificar y definir la figura.

En todas estas variantes de ejercicio a través del baile, las clases deben estructurarse con un calentamiento previo, en donde los participantes realizan los estiramientos iniciales a fin de preparar los músculos para los movimientos más exigentes de la clase.

Una vez realizado el calentamiento se pasa a la fase cardiovascular, en donde se van a trabajar en ejercicios para mejorar la coordinación, para luego pasar a los ejercicios localizados, que permiten la tonificación de los músculos, esta segunda fase de la clase tiene una duración aproximada de 45 minutos, finalmente se realizan ejercicios de respiración y recuperación para dar por terminada la clase.

A través de este artículo hemos podido observar los beneficios que el baile trae a nuestra salud. Sin embargo,  podemos agregar que practicando el baile como rutina de ejercicios se obtienen mejoras a nivel de los músculos ya que logramos tonificarlos, reducir la tensión especialmente en la espalda y el cuello, nos ayuda a aumentar nuestra capacidad pulmonar, colabora con la estabilización de la presión arterial, fomenta la producción de anticuerpos y aleja a las enfermedades, a nivel del cerebro promueve la producción de endorfinas lo que nos ayuda a sentir paz y bienestar.

Con la práctica continua del baile podemos mantener nuestro peso en un nivel adecuado, desarrollando masa muscular y disminuyendo las células adiposas. Aumentar nuestra autoestima y alimentarla de forma continua, para que nos convirtamos en individuos con una vida plena, con entusiasmo y buen humor, manejando de mejor manera el estrés.

Las personas que poseen una autoestima alta, son seres enfocados al logro, que visualizan la oportunidad de aprender de cada una de las situaciones que les toca enfrentar en la vida, y el baile puede ser una de ellas, si inicialmente no lo dominan bien, por esta razón cada clase se convierte en un aprendizaje, mientras hacemos ejercicios, ya que llevarle el paso al instructor nos exige concentración y esfuerzo físico combinando la agilidad y destreza en los movimientos.

Autor: Yuraima Padrón