Adelgazar corriendo en las etapas de la vida

Hacer ejercicio es una necesidad que se da en cualquier etapa de nuestra vida, ya que para mantener en niveles óptimos de funcionamiento a nuestro cuerpo es necesario que tengamos actividad física regular que nos permitirá mejorar nuestros niveles de vida.

En todas las etapas de la vida podemos adelgazar corriendo, pero veremos que existen diferencias bastante notables en la forma adecuada de realizar estas técnicas a lo largo de la vida. No es lo mismo  intentar adelgazar a los veinte años edad en la cual nuestro metabolismo se encuentra en su mejor momento que a los setenta donde será mucho más difícil perder peso.

En la juventud podemos probar a adelgazar corriendo con rutinas de ejercicio diarios, que incluyan diversos tipos de intensidad, además podemos realizarlo durante bastante tiempo (dos o tres horas por ejemplo) además la intensidad debe variar.

En cambio entre los treinta y cinco años a los cincuenta años  la intensidad debe bajar y ser un poco más constante, además a estas edades ya no debemos de esperar que adelgazar corriendo sea tan sencillo, todo lo contrario puede ser bastante difícil bajar de peso. Además las caminatas ya no serán tan largas.

Por otro lado en la vejez la intensidad debe de ser constante, se recomienda no hacerlo a primeras horas de la mañana ya que nuestro sistema inmunológico se encuentra un poco más deprimido y las infecciones pueden hacerse presentes en cualquier momento. Además debemos tener cuidado de no ir demasiado rápido para no dañar articulaciones.

Es así como podemos concluir que para que sea posible un desempeño adecuado de nuestra rutina de ejercicio requerimos necesariamente que se adapte a nuestra etapa de la vida y debemos de tener bien presente que no siempre podremos lograr las cosas que queremos dado que nuestro cuerpo en algunas edades ya no es lo suficientemente joven para perder peso rápido por ejemplo.