5 tips para llevar una dieta con éxito

Una dieta es una planificación que se empieza y termina en un tiempo determinado, y que corremos el riesgo muy probable de retornar a nuestros hábitos. Es cierto que casi todos, de los que consultan este tipo de artículos, han practicado alguna dieta. Esto se debe a que con cierta frecuencia, debamos regresar a una dieta, y con el tiempo nuestro cuerpo se va acostumbrando a determinados patrones restrictivos. Gracias a ello entramos a un periodo que llamamos “ciclo de arranque- parada” lo que nos mantiene obligados a unos gastos y sufrimientos interminables.

Es importante que sepamos como practicar una dieta y como saber mantenerse en ella, para alcanza el éxito con un buen término y poder disfrutar los resultados de estas, por eso explicamos cinco estrategias para lograrlo.

DEJE DE PENSAR Y DECIR QUE LAS DIETAS NO FUNCIONAN

Desafortunadamente estamos en un mundo donde se ven muchos intereses creados por estos grupos que se encargan de difundir ciertos comentarios erróneos sobre las dietas, una de las mentiras más difundidas es que las dietas no funcionan. Incluso hay interesas detrás de algunos médicos que son responsables de la difusión de esta falacia.

Una dieta saludable es un régimen alimenticio que te ayudara mientras te acostumbras y adaptarse a los buenos hábitos a largo plazo. Una dieta bien seguida surten efecto positivo todo el tiempo, el problema radica en que las personas se cansan de seguirlas todo el tiempo. Por lo que es indispensable tener voluntad y fortaleza mental para lograr mantenernos en ella y buscar una manera de que se adapte a nuestro estilo de vida. Por lo tanto creer que una dieta no funciona, es eludir a la responsabilidad en el fracaso.

DEJEMOS DE PONER EXCUSAS

Si analizamos seriamente las causas por lo que no llegamos a tener éxito con una dieta, encontramos que algunas de estas son la genética, nuestra vida ajetreada, que si algunas mujeres tienen más dificultad para perder peso, entre otros. También encontramos que en la mayoría de las ocasiones se presentan por una mala elección en los alimentos a implementar en una dieta, ya sea por necesidad emocional o porque nos hace falta practicar ejercicio habitual. Así que no pongamos excusas a que son las dietas las que no llegan al beneficio.

HEMOS DE ACEPTAR EL SUFRIMIENTO

¿Quién dijo que bajar de peso es fácil?, bajar de peso cuesta, es por eso que necesitamos un esfuerzo de nuestra parte,  y esto es lo que muchos confundimos o traducimos como sufrimiento. Todos debemos de aceptar que para lograrlo nos toca duro. No te autoengañes, pues para lograr estar en forma, hay que implementar un mecanismo de simple combustión, es decir que el consumo de energía va respecto al trabajo realizado.

LA IMPORTANCIA DE SU AUTOSUFICIENCIA

Hay fenómenos sociales enormemente preocupantes. Algunos individuos que rechazan los actos cometidos, no tienen responsabilidad sobre sus propios comportamientos. Lo que genera que las personas vivan de manera irresponsable, obteniendo comportamientos de manera infantil, pensando en que el seguro médico, el gobierno o la familia, se encargara de solucionar los problemas.

Es importante reconocer nuestros errores, y afrontar las consecuencias que este trae consigo. Si no lo hacemos, nunca sabremos donde radica el problema, ni cómo solucionarlos. En casos como la culpa de su obesidad no está siempre fuera, sino en la misma persona

EL COMPROMISO

En conclusión una dieta es una batalla, una guerra contra a ti mismo. Por lo general entre más años tengamos, más arraigados somos a nuestros hábitos y más difícil resulta cambiarlos, así que debemos dejar estos de un lado y tener la fuerza y voluntad para afrontar la guerra y no perderla. Si comenzamos una dieta fuete y motivada, vemos unos resultados bastante buenos, pero si el compromiso con la dieta no llega al 100%, puede que perdamos la batalla tarde o temprano.