5 posturas de yoga para adelgazar y tonificar los músculos

¿Sientes que aunque hagas ejercicios frecuentemente no consigues adelgazar o notas que tus músculos se encuentran flácidos? El yoga es una excelente alternativa, pues no solo te permitirá tonificarte, sino relajarte de modo que, por inhibición de la hormona del estrés, sea más efectivo y rápido el proceso de pérdida de peso. Por ello, te recomendamos las posiciones más efectivas para lograr el cuerpo que deseas.

El pez

Esta es una de las posiciones básicas del yoga. Consiste en tumbarse boca arriba en el suelo con los codos apoyados en este, lo más cerca posible uno del otro, las piernas extendidas, el pecho arqueado hacia arriba y el cuello estirado y la cabeza apoyada hacia atrás. Esta posición no solo es muy relajante, sino que además te ayudará a mejorar tu postura y tonificar tu abdomen.

Postura de arco

La postura de arco consiste en acostarse boca abajo, primero con las piernas y brazos extendidos, y luego alzando los pies y agarrando con las manos los tobillos, para luego empujar las piernas hacia atrás y hacia arriba y conseguir la forma de un arco.

Este ejercicio es muy beneficioso para fortalecer la columna vertebral, y aumentar la resistencia física, ya que se requiere de cierto esfuerzo para lograr la posición final.

Tabla

La postura de la tabla o plancha se realiza, primero, acostándose boca abajo con las piernas extendidas, luego apoyando el empeine de los pies en el suelo y la palma de las manos, de modo que ni los brazos ni las piernas toquen el resto del cuerpo. El tronco debe mantenerse totalmente recto.

Este es un excelente ejercicio para mejorar la postura, tonificar los brazos, fortalecer las piernas y los abdominales, debido a la presión que se debe ejercer en ellos para mantener la posición correcta.

El guerrero y sus variaciones  

A diferencia del resto, esta postura se practica de pie, y tiene tres variaciones. La primera de ellas, consiste en estar de pie con los brazos estirados hacia arriba y los pies ligeramente separados, para luego dar un gran paso hacia el frente con la pierna derecha, de modo que la rodilla quede flexionada y a la misma altura que el tobillo en un ángulo de 90 grados, mientras que la izquierda queda extendida y en tensión.

En la segunda, la diferencia está en que, con las piernas en la misma posición, el torso gira para quedar de frente, con la cabeza hacia el lado derecho y los brazos abiertos, extendidos y firmes.

En la tercera variación, el torso y los brazos quedan extendidos hacia delante, y el cuerpo apoyado solo en la pierna izquierda mientras que la derecha queda extendida hacia atrás, paralela al suelo.

Esta última postura sirve para fortalecer la mayor parte del cuerpo: tanto el pecho y los abdominales como los brazos, la espalda, piernas y glúteos. Al igual que las demás, es ideal para adelgazar y tonificar los músculos, sobre todo para las personas que no son amantes de los deportes y desean perder peso de una forma alternativa que, además, le permita relajarse física y mentalmente.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *