5 Consejos para Revertir la Obesidad Infantil

Si su médico ha identificado que su hijo tiene sobrepeso, es de vital importancia que el infante se sienta apoyado y valorado, evitando sentimientos negativos que normalmente se transmiten de padres a hijos. Además, la comunicación es importante, por lo que considerando la edad del niño no hay que dejar de tener una constante comunicación para hacerle ver el riesgo que implica la condición que padece y así hacerle partícipe de la solución. Y hablando de soluciones, a continuación expondremos 5 consejos para revertir la obesidad infantil.

Si bien los niños se desenvuelven en el entorno familiar, es justamente el entorno familiar lo que hay que modificar. La actividad física es clave, seguida de una buena alimentación. Así pues, lo más adecuado es cambiar gradualmente las actividades familiares incrementando la actividad física y mejorando los hábitos alimenticios. Al involucrar a toda la familia, se genera un ambiente inclusivo en que el niño con sobrepeso no se siente apartado, previniendo así condiciones psicológicas adversas en éste tipo de situaciones.

Hay muchas formas de involucrar a toda la familia en generar hábitos saludables. Éstas son sólo algunas maneras en que podemos incrementar la actividad física familiar:

CONSEJO NÚMERO 1. Predicar con el ejemplo. Ésta es la mejor manera de empezar. Si sus hijos ven que usted es físicamente activo y además se divierte mientras lo hace, será más fácil inducirlos a ser activos ellos mismos y sobre todo, permanecer activos por el resto de sus vidas.

CONSEJO NÚMERO 2. Planear actividades familiares para ejercitarse. Algunos ejemplos son caminar, andar en bicicleta o nadar. Estas actividades se pueden realizar en paseos por parques y excursiones familiares. Haga de este tipo de salidas un hábito.

En la planeación de las actividades familiares es importante no dejar de lado las necesidades de los niños con sobrepeso. Hay ciertas actividades con las cuales los niños pueden sentirse incómodos. Sea sensible a esto y ayude a su hijo a encontrar actividades físicas que le agraden y no sean incómodas o demasiado difíciles de realizar.

CONSEJO NÚMERO 3. Haga un esfuerzo por reducir la cantidad de tiempo en familia realizando actividades sedentarias. Ver la televisión tiende a ser también una actividad familiar común. Busque reducir o eliminar éstas actividades y sustituirlas con actividades deportivas

Los hábitos alimenticios en torno a una dieta sana no dejan de ser importantes. De aquí se desprenden nuestros últimos 2 consejos:

CONSEJO NÚMERO 4. Reduzca la cantidad de carbohidratos en la dieta familiar. Los carbohidratos se encuentran en alimentos cómo panes, arroz y pastas. Sustituir los alimentos habituales por arroz integral, pan de harina integral y cereales integrales, aunado a una reducción gradual de las raciones beneficiará a toda la familia.

CONSEJO NÚMERO 5. Aumente los vegetales en las comidas. Consumiendo vegetales sin almidón (es decir, evitando papas y maíz) mediante la elaboración de ensaladas, sopas y guarniciones saludables a base de vegetales de hojas verdes, coliflores, aguacates, hongos, etc., ayudará sensiblemente a la salud de los niños con sobrepeso.

La obesidad infantil es un asunto familiar que no debe tomarse a la ligera. Seguir éstos 5 consejos no solamente ayudará a los niños con problemas de obesidad, sino también a todos los  miembros de la familia.