4 Tips para Beber Agua Saludablemente

Beber agua suficiente resulta para algunos una tarea titánica. El agua simple, natural o sin sabor puede resultar aburrida, y en ocasiones el añadir algún saborizante resulta de mucha utilidad para que su consumo aumente. Además, la gran mayoría de los saborizantes son compuestos a base de azúcar y productos artificiales sin un valor nutritivo real; lo mismo sucede con las bebidas embotelladas con saborizantes que podemos encontrar en las tiendas de conveniencia, sin contar su sobreprecio que no dejará de mermar nuestros bolsillos. Por el contrario, pueden ser contraproducentes para la salud si éste tipo de productos son consumidos en exceso. A continuación presentamos 4 tips para beber agua saludablemente y además, ahorrar algo de dinero en el proceso.

Una de las maneras de agregar sabor al agua sin utilizar aditivos artificiales es en definitiva utilizar frutas naturales para preparar agua de sabor. Quizás la alternativa más popular es simplemente un toque de limón, de naranja o de lima, que puede ser con un trozo de fruta entera dentro de la bebida o un poco de jugo y en especial para el caso del limón, algo de azúcar, preferentemente mascabado para mitigar el sabor agrio de éste cítrico. Una pequeña pieza de fruta entera o licuada es otra buena forma de endulzar el agua. La variedad es infinita, y por mencionar algunas tenemos el melón, sandía, guayaba, kiwi o papaya. Otra alternativa deliciosa la tenemos en las bayas, entre las que destacan el arándano, fresa, frambuesa, grosella o zarzamora. Una rebanada de pepino también dará resultados deliciosos; y la combinación de varias de las frutas mencionadas anteriormente también puede ampliar la variedad. Algunas de las combinaciones más populares son pepino con limón, fresa con arándanos, papaya con limón o guayaba con naranja. Todas estas opciones tendrán el beneficio colateral de aumentar nuestro consumo de frutas, con lo que resulta ser una forma más saludable de consumir agua.

A algunos de los sabores anteriores se les puede agregar un toque de agua mineral para variar su sabor y producir la sensación refrescante de las burbujas en las sodas. En éste renglón definitivamente los más populares son las combinaciones con naranja y con limón, sin descartar la combinación con fresas o pepino.

Los tés y las infusiones son otra buena manera de agregar algo de sabor al agua, en especial si se trata de bebidas calientes. Una hoja de menta o dos llenarán de sabor el agua. Una flor de lavanda o cualquier otra flor comestible desprenderán un aroma delicioso. Los tés de hierbas además tienen propiedades relajantes o ayudan a la digestión, como es el caso del té de tila, té de manzanilla o té de hierbabuena. También algunas frutas como la manzana o la guayaba pueden ser una alternativa de infusión, y las combinaciones aquí de igual forma son muy variadas.

Para quienes toleran la cafeína, el café es otra alternativa. Además, éste tiene antioxidantes que son benéficos para el organismo. De igual forma, el té negro y el té verde que igual que el café tienen cafeína, pueden ser alternativas para variar el sabor.

En conclusión, hay muchas y muy variadas maneras de consumir agua con saborizantes y además obtener algunos beneficios adicionales con ciertas combinaciones para mejorar nuestra salud.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *