10 razones para ponerte en movimiento

El llevar una vida sedentaria y con poca actividad física, trae como consecuencia que aparezcan problemas de salud como el sobrepeso y la obesidad, la propensión a padecer de hipertensión arterial, problemas circulatorios, además de baja autoestima. Estas son razones de peso para salir del sofá y ponerte en movimiento.

Una de las mejores maneras para alejarnos de las enfermedades y sentirnos bien es iniciar alguna actividad física. Si tenemos mucho tiempo sin ejercitarnos, lo ideal es realizar caminatas diarias e ir incrementando la distancia poco a poco. Aquí te daremos algunas razones por las cuales ponerte en movimiento es beneficioso para tu salud.

  1. Es un remedio para el dolor

Las personas que realizan ejercicio con regularidad, liberan endorfinas que son sustancias que pueden ayudar a mejorar las molestias de forma natural y te vuelven más resistente ante desgarros musculares y de tendones. Además ayuda al fortalecimiento de los huesos y al aumento de la masa ósea.

  1. Mejora la oxigenación del cerebro

Cuando estas en movimiento, caminando o corriendo en forma rutinaria, la oxigenación de tu cerebro es mayor, esto trae como consecuencia que la memoria mejora, la agilidad mental se incrementa y nos sentimos mucho más capaces y despiertos para realizar las tareas diarias, al estimular las áreas del cerebro que controlan la planificación, la memoria y el manejo simultaneo de actividades.

  1. Fortalece el sistema inmunológico

El ejercicio diario es ideal para reforzar el sistema inmunológico, lo que aleja considerablemente  a los resfriados, ya que el organismo está en capacidad de poder defenderse de virus y gérmenes. Un estudio realizado en la Universidad de Washington, reportó que mujeres entre 50 y 75 años que realizaron ejercicios de cardio durante 45 minutos, cinco días a la semana, reportaron tres veces menos resfriados, que quienes realizaron solo estiramientos una vez a la semana. Sin embargo, no es bueno exceder el tiempo del ejercicio, ya que más de 90 minutos de alguna rutina vigorosa puede tener el efecto contrario y disminuir la inmunidad.

  1. Incrementa la habilidad para aprender otro idioma

Al obtener una mayor cantidad de oxigeno el cerebro a consecuencia del ejercicio físico, también se aumenta su capacidad. De acuerdo a los resultados obtenidos en un estudio realizado en la Universidad de Muenster en Alemania, los deportistas que realizaron sprints de una duración de 2 minutos con un descanso de unos 120 segundos, aprendieron palabras nuevas en otro idioma, 20% más rápido que otro grupo que no realizó ningún tipo de ejercicio.

  1. Te hace lucir y sentir más sexy

Un estudio que se llevó a cabo en la Universidad de Pennsylvania, arrojó como resultado que mujeres entre 42 y 58 años que participaron en un programa de ejercicios, luego de transcurridos 4 meses de ejercitarse realizando sesiones de yoga o caminar, manifestaron sentirse más sexy que antes, aun cuando no hubiesen bajado de peso. Esto es motivado a que el ejercicio físico aumenta el flujo sanguíneo en todo el cuerpo, y los genitales no escapan de ello, por esta razón se puede incrementar el apetito sexual. Es de hacer notar, que los beneficios del ejercicio son iguales a cualquier edad.

  1. Te aleja del odontólogo

Se ha demostrado que realizar 30 minutos de actividad física moderada un mínimo de cinco veces por semana, te aleja del sillón del odontólogo al reducir la posibilidad de padecer de periodontitis, infección común que se presenta en las encías.

  1. Te ayuda a tener un sueño más profundo

Como al realizar ejercicio físico se libera estrés, y se obtiene una oxigenación mayor, se aleja el fantasma del insomnio, ya que al estar relajadas y tranquilas al momento de irnos a la cama, permite que tengamos un sueño sin interrupciones y mucho más reparador.

  1. Mejora tu visión

El llevar un estilo de vida activo, colabora con la disminución de la posibilidad de sufrir de degeneración macular, enfermedad visual relacionada con la edad.  Entre los factores de riesgo para que se desarrolle esta enfermedad, se encuentra llevar una dieta rica en grasas. Realizando ejercicio en forma regular, evitas la acumulación de grasa en el organismo.

  1. Ayuda a combatir la inflamación

Estudios realizados en la Universidad Autónoma de Barcelona, en España, tuvieron como resultado, que las personas que  realizan rutinas moderadas de ejercicios, experimentan una reducción en los gases y una disminución de la inflamación, al estimular los movimientos intestinales con el ritmo de la respiración y el incremento del flujo sanguíneo a través del cuerpo a consecuencia de la actividad física.

  1. Mantiene a raya la tensión arterial

El llevar una vida sedentaria, comer en exceso y no hacer ningún tipo de actividad física te hace candidato seguro para padecer de niveles altos de tensión arterial. El ejercitarte te ayuda a controlar el peso corporal, a mejorar la circulación sanguínea, a reducir los niveles de colesterol, entre otros muchos beneficios. Se ha demostrado que realizar entre 30 y 60 minutos de ejercicios unas tres veces por semana, son suficientes para lograr bajar la tensión arterial alta.

Como has podido observar, son muchos los beneficios de ponerte en movimiento, establece una rutina semanal, no necesitas matarte haciendo ejercicios, pero si ser consistente y realizarlo al menos unas tres veces por semana y con una duración de 30 minutos, los cuales puedes ir aumentando en la medida en que tu cuerpo se acostumbre al ejercicio físico.

Puedes combinar caminatas, con sesiones del tipo de baile que más te guste, reunirte con amigos y realizar rutinas de ejercicios divertidas. En fin, hacer las combinaciones que más te agraden, la idea es que siempre te mantengas en movimiento.

Al poco tiempo de haber comenzado la rutina de ejercicios, veras como tu salud mejora, las enfermedades se alejan, te sientes mejor contigo mismo,  bajas de peso y aumenta tu autoestima, duermes mejor, aumentas tu vida sexual y en general te ayuda a vivir más años y con una mejor calidad de vida.

¿Entonces, que esperas? Levántate del sofá y comienza a dar una caminata que será el inicio de una vida más saludable y plena.

Autor: Yuraima Padrón

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *