10 maneras fáciles de desintoxicar tu cuerpo

Las personas tienden a pensar que la desintoxicación significa “dejar de comer”. Si solo nos dedicamos a consumir aquello que si podemos comer, tendríamos una ventaja respecto a la intoxicación.

No todos los métodos de desintoxicación son arduos, te dejan hambrientos o ansiedad de comer. Por lo  que te ofrecemos 10 maneras fáciles de desintoxicar tu cuerpo de forma natural. He aquí estas formas:

Aumenta tu proceso de glutatión. Es conocido como un poderoso antioxidante en el cuerpo, por lo que ayuda a desechar las toxinas del organismo, por eso debes ayudar a la producción de glutatión, consume alimentos ricos en vitamina C.

Respira profundamente al menos 5 minutos al día. Debes de practicar tu respiración al menos 5 minutos al día, esto te ayudara a que te relajes, también te permitirá que el oxígeno transite por todo tu cuerpo, ayudándote así a desintoxicar tus cedulas.

Reduce o elimina comidas que no aporten nada a tu organismo. Debes tener en cuenta reducir o eliminar aquellos alimentos y bebidas que tienden a causar lentitud, mala digestión, y que aportan pocos nutrientes, como por ejemplo el alcohol, bebidas con cafeína, azúcar refinada, cigarrillos y la comida procesada.

Utiliza productos de limpieza amigables. Es necesario que cuides tu medio ambiente. Por lo que puedes utilizar productos amigables con él, así como los productos de uso personal orgánico, como por ejemplo, las pastas de dientes, limpiadores, y desodorantes.

Digerir alimentos ricos en fibra. Ingerir alimentos ricos en fibras ayuda a tu sistema digestivo. Puedes comer alimentos como frutas frescas, vegetales incluyendo los de hojas verdes, aguacate, y alimentos que contienen alto grado de fibra como los granos enteros y semillas como el alforfón, la avena y quínoa.

Haz ejercicio. Una forma de promover la desintoxicación es mediante la transpiración, es por esto que es importante que realices ejercicios. Puedes practicar ejercicios ya sea en el gimnasio o puedes cambiarlo por una sesión en sauna. Si haces ejercicios la sangre circula a través de todo el cuerpo, trayendo consigo oxígeno y nutrientes a tus órganos y músculos, mientras que las toxinas son eliminadas a través del sudor que sale por los poros de la piel.

Bebe agua. El agua te ayuda a eliminar las toxinas y el desperdicio del cuerpo. Trata de beber 5 litros de agua diarios, incluye también frutas y vegetales  que tengan alto contenido de agua, te de hierbas, entre otros. Beber en las mañanas agua caliente con limón, tiene efectos sorprendentes.

Consume verduras crucíferas. Las verduras crucíferas son excelentes desintoxicantes. Entre estos se encuentran la coliflor, brócoli, col, coles de Bruselas y otros vegetales similares a estos que contengan el compuesto llamado sulforafano. El sulforafano es un compuesto que ofrece una actividad desintoxicante como lo es antiinflamatoria y anticancerígena, ayudando al cuerpo para que elimine las toxinas dañinas.

Exfolia tu cuerpo. Es una manera fácil y efectiva de mejorar la apariencia de tu cuerpo mediante la regeneración de células; al igual ayuda a estimular la circulación sanguínea y del sistema linfático.

Toma un masaje. Si bien una de las formas de relajarse es tomando un masaje. Un mansaje en los puntos de presión del cuerpo, ayuda a eliminar las toxinas atrapadas en el cuerpo. Para destruir la pared de las toxinas, se debe ejercer con los puntos con más presión del cuerpo.